Madrid y María

Escuchando: Teardrop – Massive Attack

Hoy he salido del trabajo y no he cogido el Cercanias. Era ya de noche y hacia fresquito. En lugar de coger el Cercanias, he cruzado la Castellana mirando las luces, sintiéndome super bien y hablando con María. Y a esperar al 147. Como la he dicho a ella, me ha encantado la sensación de decir “no tengo que irme al pueblo, puedo quedarme aquí, en mi ciudad, coger un autobus que me deja al lado de casa”. Es difícil de entender. Y si bien Tres Cantos me parece un lugar muy bueno para comprarse una casa si uno tiene dinero…. Me encantaría vivir a día de hoy en Madrid a pesar de todos los problemas. Es como escuchar la canción de Yo me bajo en Atocha de Sabina. Es difícil de explicar, hay que sentirlo.

Joaquin Sabina – Yo Me Bajo En Atocha

Joaquin Sabina – Pongamos Que Hablo De Madrid

Solo me ha faltado una cosa al salir de trabajar. Estar ahi con María, para cogernos de la mano e irnos andando desde Orense hasta Valdeacederas para cenar juntos, de mala manera, pero juntos. Y felices. Y para rematar ya soñando, poder cogernos allí el metro o un autobús que nos llevase a ninguna parte. O más lejos aún. Para dormir juntos. Para despertarnos sin prisa ninguna. Para abrir los ojos y siendo egoista, encontrarme con los suyos mirándome, con esos ojos tan intensos que a veces me es imposible cerrar los ojos mientras nos besamos.

40 minutos hoy. Varias horas el 24 de Julio. Otras tantas el 25. Algunas perdidas por el mes de Agosto. Todo por verme, aunque sean 20 minutos. Aunque sea por pasar un rato juntos. Y por supuesto que va a poder esperar de mi eso y mucho más. Porque cuando quiero a alguien lo doy todo, pero cuando me corresponden, doy la vida.

Mañana por la mañana las luces de las farolas se habrán apagado. No habrá tonos naranjas y azules mezclados con el rojo de los frenos de los coches. No se oirán los camiones de limpieza echando agua por las calles como cuando era pequeño. Volverá a hacer un calor infernal y todo, TODO el encanto de Madrid se habrá marchado. Pero hoy, después de haberme sentido tan bien, de ver como van las cosa últimamente y de saber que el 15 empiezo algo duro pero que quiero hacer puedo decir que el “espero” de esto: http://www.yocaracol.com/2008/04/en-un-chalet/ por fin se ha hecho realidad, aunque hayan pasado dos años y pico. Nunca es tarde si la dicha es buena, como dice el refrán.

Voy a dormir. Madrid en verano para dormir sin aire acondicionado, es un infierno. Pero hoy no. Hoy entra mucho fresquito por la ventana, asi que voy a dormir chachi :-).

PD: Por fin he conseguido escribir, llevaba días y días queriéndolo hacer, con mil ideas en la cabeza, pero bloqueado para volcar una mínima parte aqui.

Una respuesta a “Madrid y María”

  1. Sabes que iría donde fuera,por muy lejos que estuviera,sólo para verte,sólo para abrazarte fuerte y besarte.
    Sabes que soy feliz con poco porque ya tengo lo mejor,que eres tú 🙂
    Me encanta que te pierdas en mi mirada y yo a la vez perderme en la tuya…siempre que me necesites estaré a tu lado 😉
    TQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *