Héctor

Nueva categoría. Familia.

El día 30 de enero nació Héctor. Nuestro hijo.

Y bueno, la sensación no se puede explicar, es como ¡WoW! Un pe

queñin colorado, precioso, con la cabeza apepinada de haber salido de dentro de mamá. Inexplicable. Maravilloso.

Todo el mundo dice que cuando tienes hijos te quedas sin tiempo para ti y un poco es así, llegas al final del día bastante cansado, sin saber muy bien en que has gastado el día, pero sobre todo feliz.

Se le ve crecer día a día. Y es un campeón, ya se sostiene su cabeza solita y se ríe muy de vez en cuando, para comérselo.

Hoy cumple dos meses. Como nació el 30, en febrero no tuvo mesario 😛 no pudimos celebrar mesario ninguno, jeje. ¡Así que hoy toca!

Ahora más que nunca siento que el tiempo vanza MUY rápido, demasiado. Hay que disfrutar cada segundo. Y ya que tenemos una familia, habrá que hacerla sonreír ^_^.

Como cambia la vida cuando se le echan huevos a las cosas. Yeah!